Crónica Corrida Úbeda 01.10.2017

Para la segunda corrida de la feria de San Miguel se eligió a Alberto López Simón para sustituir al herido Enrique Ponce,  junto a Roca Rey y Ginés Marín hacían el paseíllo esta tarde de domingo en la localidad jiennense.

Los toros de Santiago Domecq, fueron justos de presencia, nobles y flojos.

López Simón cortó una oreja del primero. Recibió bien con el capote al primero de la tarde, un toro noble pero blando. Sobresalieron dos series de trazo largo y templado al natural, pero pinchó antes de cobrar una estocada. Fue ovacionado en el cuarto, deslucido y sin clase. Se inventó la faena el de Barajas, sacándole uno a uno los muletazos, pero el toro se aplomó y remató la faena por manoletinas, escuchó un aviso y tras varios descabellos.

Roca Rey paseó dos orejas del segundo, bruto en la embestida, flojo, sin picar. El peruano lo cuidó a media altura. Antes, en el tercio de banderillas, ofreció a su primero un par con la bandera de España que levantó el aplauso. Comenzó por estatuarios a pies juntos, luego continúo por ambos pitones. La estocada entera y la petición intensa hicieron que la presidencia accediera al doble premio. Otra oreja paseó del quinto, el mejor toro de la tarde, tuvo nobleza y calidad. Le bajó la mano y lo toreó por ambos pitones, rematando con largos pases de pecho. La estocada contraria, le pidieron el segundo apéndice, denegado por el presidente.

Ginés Marín toreó muy bien de capa, verónicas rematadas con dos medias, al tercero, el peor toro del envío, se quedaba corto, cabeceaba y protestaba. Faena ligada, con buenos remates, para finalizar con bernardinas que gustaron mucho al respetable. La estocada propició el doble premio. El sexto se pegó una voltereta en el capote, se cayó varias veces, un toro que tuvo que ser devuelto. La faena la basó Marín en la media altura, casi toda por el pitón derecho para impedir que el toro se cayera, aunque lo hizo otras dos veces. Falló con los aceros y fue ovacionado.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Úbeda, Jaén. Segunda de feria de San Miguel

Seis toros de Santiago Domecq, justos de presencia, nobles y flojos.

Alberto López Simón, oreja y ovación.

Andrés Roca Rey, dos orejas y oreja.

Ginés Marín, dos orejas y ovación.

Entrada: Lleno

@pedropermuz

Vídeos próximamente.

Crónica Corrida Úbeda 30.09.2017

Murteira Grave trajo a la primera de la Feria de San Miguel de Úbeda un encierro bien presentado y con buenos toros, sobresalió el tercero de la tarde, de nombre Gualdrapo, número 134, al que le dieron la vuelta al ruedo en el arrastre.

Después de romperse el paseíllo se guardó un minuto de silencio por Iván Fandiño, Dámaso González y Ricardo Sancho.

El Cid recibió al primero, un toro de muy buena presencia, a la verónica, se gustó el torero de Salteras. Su faena estuvo planteada sobre la mano diestra, muy estructurada la faena, con mucho temple y ligazón. Sonó la música en el Coso de San Nicasio, el toro que iba a menos, pero el sevillano lo toreó muy bien y fue ovacionado tras pichar. En el cuarto jugó bien las manos para recibirlo con buenos lances y pararlo en los medios. Brindó el toro a Cuqui de Utrera. En la muleta estuvo muy tesonero, basó su labor en la zurda, hubo dos naturales antológicos. El murteira era difícil pero el torero lo templó muy bien, exponiendo, se la jugo cerca de la taleguilla, citando de frente y un final por ayudados muy jaleados en los tendidos. La estocada fue fulminante y el toro cayó sin puntilla. Dos orejas como premio.

Manuel Escribano lanceó bien a su segundo. En banderillas se lució el torero, sobresaliendo un par al quiebro. La faena a un toro muy apagado fue de más a menos, lo recibió con dos largas cambiadas en el tercio. Su faena fue templada y con mucha limpieza, pero fue a menos por la endeble condición del animal. Fue breve a espadas y recibió una gran ovación. Una oreja paseó del quinto, un toro con complicaciones y que se rajó al final del trasteo, en terrenos del sol el de Gerena optó por cercanías y con tesón exprimió al morlaco.

Alberto Lamelas  recibió al tercero con lances de capote para recogerlo con el capote y llevarlo hacía los medios para pararlo, casí recibe una voltereta.  El jiennense lo toreó muy bien por el pitón derecho, el toro hacía el avión y no paraba de embestir, también en redondo, muy jaleado en los tendidos, emocionados con la faena.  De nuevo toreó en redondo, con mucha brillantez. Cambió al natural donde el animal fue largo, hubo series templadas, de buen trazo. Terminó con bernardinas ajustadas para culminar con una buena estocada. El toro murió yéndose para tablas. Una muerte de bravo. Vuelta al ruedo al toro y dos orejas para Lamelas de mucho peso. Dio dos vueltas al ruedo, la segunda con una bandera de España atada. En el que cerró plaza lo recibió con buenos lances, muy dispuesto el torero. Brindó el toro a los emprearios de la plaza, Paco Delgado y Alfonso Moya. En la muleta el toro pedía sitio y Lamelas se impacientó un poco con el murteira, axfisiándolo, poco a poco lo metió en el canasto logrando buenos pases por la diestra. Por el izquierdo el toro iba peor. Con la espada pinchó hasta en cuatro ocasiones, teniendo que descabellar.

Ficha del festejo

Úbeda (Jaén). Toros de Murteira Grave, el tercero fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

El Cid, ovación y dos orejas.
Manuel Escribano, ovación y oreja.
Alberto Lamelas, dos orejas y silencio.

Entrada: Media plaza.

@pedropermuz

Vídeo próximamente.