Adrián de Torres, puerta grande en Sabiote

Juan Bautista recibe al primero del encierro con buenos lances, jugando bien los brazos, cargando la suerte, rematando con media verónica de cartel. Se empleó el toro en el caballo, el quite del francés fue muy vistoso. Muy despaciosa la faena, con temple, no hubo enganchones, mucha limpieza y pulcritud, el toro tomó la franela con nobleza y calidad. Los naturales fueron muy profundos y buena estocada que le otorga una oreja. Lancea muy bien de nuevo al cuarto astado, que toma bien el percal, mucho temple y el público lo agradece. El de Garzón derriba al picador, empuja con clase y metiendo bien la cara. Otro quite muy artístico del torero. La faena comienza por bajo, saca el toro a los medios, luego le propina tandas por ambos pitones, muy aplaudidas, siempre muy bien colocado, dando distancia al animal. Pinchazo y media estocada para despenar al morlaco. Ovación para el torero de Arles.

Cayetano recibe muy bien de capote al segundo de la tarde, con temple y largura, cargando muy bien la suerte. El jiennense Joselito Rus y Alberto Zayas sobresalen en banderillas, fueron extraordinarios sus pares. El toro va con la cara alta en la muleta, tiró muy bien del animal el torero, con mucha voluntad premiada con una oreja. Al quinto lo recibe a pies juntos y remata con una media verónica exquisita. Empieza a llover, y de que forma, truenos, relámpagos, granizos. El torero se pone a torear sin importarle lo más mínimo el estado del ruedo y logra una faena sensacional, la mejor de la tarde. La estocada rubrica los máximos trofeos concedidos y la puerta grande.

Adrián de Torres hacía el paseíllo por segundo vez en esta plaza (en mayo ya lo hizo en un mano a mano con Emilio Huertas). El tercero de la tarde sale suelto, no permite al linarense lucirse con el capote. Templado se saca el toro a los medios para iniciar el trasteo. El animal se para bastante, y el torero lo sabe apreciar, saca algunas tandas de mucho mérito cuando somete al toro, lo hace sin brusquedades ni fuertes toques. Estocada y le conceden una oreja. En el sexto y toreando en una piscina, lo recibe a pies juntos. Se pica al toro pero no se le ponen las banderillas. El toro se comporta bien en la muleta, noble. Adrián realiza una voluntariosa faena por ambos pitones en un ruedo impracticable. Cobra una buena estocada y le otorgan otro trofeo que le abre la puerta grande junto a Cayetano.

Ficha del festejo:

Sabiote, sábado 26 de agosto de 2017. Toros de Herederos de Gregorio Garzón, bien presentados, nobles en líneas generales.

Juan Bautista, oreja y ovación
Cayetano, oreja y dos orejas y rabo.
Adrián de Torres, oreja y oreja.

Se guardó tras el paseíllo un minuto de silencio por Iván Fandiño y Dámaso González.

Crónica de @pedropermuz