Crónica Corrida Jódar 03.09.2017

Manuel Manzanares en su primer novillo, con celo y buen juego en general en el caballo, ha estado muy bien toreando con la grupa, citando de frente y clavando bien al estribo, buenos pares de banderillas para obtener una oreja. En el segundo, un julio de la puerta bien presentado ha estado muy decidido, buen trasteo, sobresalieron las banderillas, largas y cortas y buen rejón de muerte para cortar otra oreja. Buena actuación del alicantino hoy en Jódar.

Finito de Córdoba lancea con el capote al primer toro, un animal cuajado de Soto de la Fuente. En la muleta llega con poca fuerza pero el torero le da la distancia correcta y con suavidad le va haciendo la faena. Carga bien la suerte el cordobés. Los mejores pasajes llegaron con la zurda con una faena de largo metraje, acabada con molinetes, una trincherilla y un pase de pecho de cartel de toros, pero falla con los aceros y se queda en una ovación. El segundo, también muy bien presentado, mide mucho en el caballo y en banderillas es complicado. Empieza Finito en el centro del ruedo, le obliga a embestir al animal que no tiene clase, pase a pase, despierta los olés en los tendidos. Hubo tandas meritorias del mejor Fino. De nuevo falla con la tizona y saluda desde el tercio.

El Cordobés ha sido el triunfador de la tarde. Lanceó a su primero a pies juntos. El toro empuja en el jaco y Manuel Díaz hace su toreo para el público, un toreo de cercanías premiado con los dos apéndices. Lancea bien al bajo y bien hecho sexto de la tarde. Mete bien la cara en el caballo y se presta en banderillas. Comienza el torero de rodillas pegado a tablas. Torea por ambos pitones y ofrece al público naturales a pies juntos. Para terminar sus tradicionales “saltos de la rana”, pases por alto y desplantes muy aplaudidos. Esta vez le conceden dos orejas y rabo.

Jódar (Jaén). Domingo, 3 de septiembre de 2017. Toros de Arucci y Julio de la Puerta para rejones y Soto de la Fuente para la lidia a pie.

Manuel Manzanares, oreja y oreja.
Finito de Córdoba, ovación y ovación.
El Cordobés, dos orejas y dos orejas y rabo.

Crónica de @pedropermuz